Una pequeña clasificación de software educativo

Un software educativo puede ser clasificado en diferentes formas, dependiendo de la manera en que apoyen a las personas, y el tipo de personas a las que apoyan. Hablemos un poco de esta clasificación.
Una pequeña clasificación de software educativo

  1. A partir de la década de los noventa, comenzó a darse un auge en programas de computadora, y más en los que se orientaban hacia la enseñanza infantil. Estos programas no fueron vistos como un sustituto de las escuelas, sino como un complemento a ellas. Además, en teoría, estaban hechos para que se adecuaran a las necesidades que cada niño mostrara, de forma que aprendiera en las áreas que más necesitaba. Para ello, en el diseño se inspiraron en los juegos de computadora de aquellos tiempos, de manera que el niño pensara que estaba jugando, y no lo viera como parte de una obligación, como se suele considerar a la escuela. Además, los programas se diseñan perfectamente, para que no vayan en desorden, sino que sigan un patrón de enseñanza, que facilite y acelere la comprensión del tema a enseñar. Por eso, no siempre hay que agarrar el primer juego de educación que se aparezca en nuestro camino, sino analizar cuáles son sus métodos y técnicas de enseñanza.
  2. El segundo software educativo del que hablaremos es ampliamente conocido con el nombre de curso online. Inicialmente, surgieron como formas adicionales en que los profesores ayudaban a los alumnos que tenían dificultades con la materia que impartían, pues tenían materiales extras que les servían para seguir el paso de la clase. Con el tiempo, el nombre se quedó casi para cualquier cosa que pudiera dar una información educativa en línea. Por ejemplo, un curso o un examen con explicación pueden ser tomados como un curso en línea, al menos, ante los ojos de algunas personas. Como sea, no se admite cualquier cosa, sino que debe tener un formato estilo “aula de clase”. Incluso, las empresas han comenzado a crear este tipo de softwares, ya sean para sus clientes o para impartir cursos especiales a sus trabajadores, haciéndolos en diferentes formatos.
  3. Ahora bien, algo que se ha implementado mucho en nuestros días es el uso de los softwares educativos dentro de las escuelas. Por ejemplo, la proyección de algún programa en el pizarrón o en las pantallas de una sala de cómputo, puede ayudar a que todos los alumnos avancen con el mismo ritmo de aprendizaje.
  4. Por otro lado, debemos hablar de un software educativo que formó parte importante de la infancia de los jóvenes de los años 90’s. Los softwares educativos de referencias pueden ser aquellos estilo diccionario o enciclopedia. Especialmente en esa década, este tipo de software educativo fue muy importante ¿Quién no recuerda las Encartas? Eran unas hermosas enciclopedias que venían en un CD interactivo. Sin embargo, al inicio no era así. Antes no tenían tantos contenidos multimedia, como sonidos o videos. Ahora bien, también fueron evolucionando con el auge del Internet, ya que hay unas que se siguen utilizando, y se nutren de las bases de datos de algunos sitios como Wikipedia. Claro, muchas personas ya no lo usan, pero todavía siguen siendo muy buenas, ya que su información sigue siendo elaborada por expertos en el tema, a diferencia de otras páginas, en donde cualquier persona puede opinar.

Así es como terminamos este artículo. Los softwares educativos siguen siendo una excelente forma de aprender un poco más desde la misma casa, en la mayoría de los casos. Así pues, te recomendaría que buscaras seguir formándote educativamente, ya que siempre habrá formas de mejorar y seguir adelante como personas. Anímate a conseguir un buen software educativo.