Un poco de educación financiera para la compra de autos

Siempre me han preguntado consejos de educación financiera para diferentes aspectos de la vida. Puede que sea porque siempre me he organizado muy bien en los aspectos de finanzas y cosas así. Pero últimamente, me preguntan mucho sobre la mejor forma de comprar un carro. Así pues, pensando en todos los que me han preguntado, quisiera darles estos 10 consejos, que estoy seguro de que les ayudarán mucho.
Un poco de educación financiera para la compra de autos

  1. NO gastes tu dinero por un carro que no estás seguro de tener o que no te va a servir a futuro. A menos que sea un capricho, lo que no creo, lo mejor es que pienses en algo funcional que pueda ser útil para cualquier ocasión y en donde quepan todas las personas que suelen convivir contigo.
  2. Si tienes un auto anterior, considéralo antes de que vayas a comprar otro. No tanto que no lo vayas a comprar, sino consulta cuánto vale y en cuánto lo podrías estar vendiendo, de forma que tengas en cuenta ese dinero dentro de lo que podrías utilizar para gastar en tu auto nuevo. Aunque, claro, tampoco se trata de que pienses que tienes el dinero del mundo para gastar, así que mejor modérate.
  3. Piensa y toma una decisión sobre si comprar un auto que sea nuevo o usado. Por un lado, un auto usado puede ser mucho más barato que uno nuevo. Sin embargo, el auto nuevo siempre vendrá mejor elaborado que los modelos anteriores, por lo que hay que pensarlo.
  4. Otra opción que muchos consideran, aunque no demasiados, es rentar un auto mensualmente. A veces, rentar el día que lo ocupes, en lugar de tenerlo ahí sin usarlo, puede ser mucho más barato que comprar uno nuevo. Pero si sientes que no te da suficiente confianza este sistema, lo entiendo completamente.
  5. Si estás decidido a comprar un auto a como dé lugar, entonces lo mejor que puedes hacer es poner un precio límite a lo que vas a gastar y de ahí partir para conseguir un buen trato de venta.
  6. A menos que tengas mucho dinero, los autos se suelen comprar pensando en utilidad y en menos gasto. Si vas a pedir un préstamo, ya sea bancario o por Prestadero, lo que te recomendaría es que consigas un auto que cumpla con tus requerimientos, pero sin gastar demasiado.
  7. Si vas a pedir un préstamo, especialmente uno que es fuera de banco, puedes llegar a enfrentarte a terminología que no esperabas y que te puede poner en desventaja, por lo que lo mejor es que averigües un poco antes de ir a lanzarte.
  8. Otra cosa que debes tener presente es que las compras de autos fuera de las agencias, se suelen negociar, así que si tú no estás al pendiente de lo que te puede ser útil, lo más probable es que aceptes el precio que te den, sin siquiera ponerte a pensar si lo podrías disminuir.
  9. Relacionado con el punto anterior, si no eres de las personas que sirven para negociar las ventas, lo que mejor puedes hacer es pedir que alguien haga la transacción a tu nombre. Casi siempre, esto involucrará un costo extra, pero dependiendo del costo que te consiga, tú sabrás si vale la pena o no, pues si terminas gastando más, pues no tiene tanto caso.
  10. Pero en caso contrario, siempre puedes consultar páginas donde se hacen las ventas directas. En estos casos, no tendrás que preocuparte ni por el regateo, ni por pagar a personas que te hagan el trabajo. Eso sí, no creas que encontrarás precios mejores que los de persona.