Tips para los viajes que realizas comprando boletos de autobús

Existe un gran número de personas que no quieren realizar un viaje en autobús, pues consideran que entre la compra de los boletos de autobús y las horas encerrados, la experiencia no será demasiado agradable. Yo puedo compartirles unas ideas de cómo hacer el viaje más agradable, para llegar con tranquilidad al destino, y sin gastar demasiado, como si se fuera en autobús. En lo personal, he realizado un gran número de traslados en autobús, ya que me gusta salir constantemente de viaje, y no lo podría hacer si siempre gastara en los vuelos. Como viajar es una de mis pasiones, siempre me pongo a investigar formas de mejorar la experiencia que puedo tener, y hasta ahora se me ocurrió comenzar a compartir mis propios consejos. En esta ocasión, les hablaré un poco sobre cómo elegir un buen autobús para viajar y un buen asiento de autobús, ya que esto forma parte de la experiencia completa. Como estoy seguro de que muchas personas no consideran estos aspectos al viajar, quisiera que lo leyeran, esperando que así, poco a poco, se vuelvan expertos en los viajes, como yo pretendo hacerlo.
Tips para los viajes que realizas comprando boletos de autobús

Recuerda que siempre es importante reservar tus asientos con anticipación, para que, de esa manera, no tengas que sufrir con colas interminables el mero día de la partida, como las que suelen hacerse el día antes del viaje. Recuerda que los viajes que se programan con anticipación suelen salir mejor que los que no, así que te recomiendo que, cuando sea posible, lleves a cabo un buen itinerario que puedas seguir sin problemas, aunque siempre dejando espacio para las actividades improvistas del camino.

Pero bueno, ahora es momento de hablar del precio. Los costos de los autobuses varían mucho de una a otra línea. Generalmente veo que muchas personas se dejan llevar por lo que tienen un menor costo, al momento de tomar la decisión sobre el autobús que vamos a tomar. Claro, debo admitir que cuando era estudiante y el dinero no abundaba, yo también elegía ese tipo de autobuses. Sin embargo, ahora que me lo puedo permitir, aunque el dinero siga sin abundar, elijo viajar en unas líneas de autobuses que tienen un poco más de nivel. No lo digo tanto por la comodidad, aunque es verdad que existe una diferencia muy remarcable. Más bien, hablo de la forma en que viajamos, con respecto a la seguridad. Si los autobuses que elegimos son los más baratos, podemos arriesgarnos a que resulten ser de menor calidad que los que cuestan más. Por ejemplo, las llantas pueden tener ya poca resistencia y les puede costar más trabajo frenar, o bien, puede tener mal el motor y que nadie se dé cuenta hasta que se detenga en medio de la carretera. Sin embargo, es decisión de cada uno atenerse a lo que paga.

Pero una vez que hemos hecho el pago, debemos elegir el mejor asiento posible. Si tienes la posibilidad de elegirlo al momento en que estás comprándolo en la ventanilla, intenta recordar qué prefieres elegir: ventanilla o pasillo. Las ventajas de cada uno son diferentes. Por ejemplo, cuando elijes la ventanilla, puedes ir durmiendo con mayor facilidad, pues será sencillo descansar la cabeza sobre el marco. O bien, si estás aburrido, puedes voltear hacia el paisaje para distraerte un poco. Sin embargo, el pasillo también tiene sus ventajas. Por ejemplo, si tus piernas comienzan a entumirse, puedes pararte más fácilmente para pasear. O bien, si te dan ganas de ir al baño constantemente, quizá sea más conveniente que vayas en el pasillo, pues será más fácil ir desde el pasillo.

Por otro lado, también debes pensar en qué parte del autobús viajarás. Puedes viajar en la parte trasera, en la de en medio o en la del frente. Muchas personas que son un poco aprehensivas prefieren viajar en la parte frontal del autobús para poder ir viendo el camino conforme avanzan. Además, al momento de entrar y salir en los descansos del camino podrán llegar a su asiento con mayor facilidad. Por otro lado, están los que prefieren viajar al fondo, por razones similares a las de viajar en el pasillo, o bien, porque deseen alejarse un poco del bullicio. Sin embargo, todo tiene ventajas y desventajas. Quienes van atrás sienten más el movimiento de los camiones y estarán más cerca de los baños, por lo que el olor puede que no sea el más agradable.

No obstante, lo más recomendable según los expertos es que uno viaje en el centro del autobús. Dado que los accidentes viales suelen ser más frecuentes en la parte frontal o trasera del autobús, viajar en el centro reduce la vulnerabilidad de quienes van viajando, pues el impacto no sería tan fuerte.

Pero la decisión es tuya. Espero que los consejos te hayan servido para tu siguiente recorrido en autobús.