Tips para comprar computadoras de escritorio usadas

Si estás por comprarte una de las computadoras de escritorio que venden en Internet, te recomiendo que leas estos consejos, para que compres aquello que pagas.
Tips para comprar computadoras de escritorio usadas

  1. Revisa la batería: si tu plan es utilizar la computadora sin estar conectado, busca una con una batería de iones de litio, pues tendrán mucha más duración lejos de una fuente de poder. Como sea, la mayoría de las baterías duran 3 años, por lo que quizá ya venga muy débil o casi muerta. Considera comprar una batería adicional.
  2. Si eres de los que juegan juegos de computadora, comprar una usada no es tu mejor opción, a menos que te gusten sólo los juegos clásicos. No compres una usada si vas a jugar alguno de los juegos actuales con gráficos muy avanzados.
  3. Revisa todos sus componentes antes de que la pagues. Revisa la estructura, especialmente la carcasa, y sus esquinas, buscando signos de impacto. Una computadora golpeada, por lo menos, rechinará y, en el peor de los casos, terminará por desintegrarse. Busca otras irregularidades, como mal alineación, partes faltantes, y cosas así.

La pantalla es otra cosa que debes revisar bien. No sólo te quedes en verla físicamente. Préndela y revisa que no tenga problemas con el brillo o que los colores se vean bien. También puedes buscar pixeles muertos, que se ven como pequeños puntos blancos en la pantalla. Si son uno o dos, no causa demasiados problemas, pero más de esos pueden ser incómodos para la lectura.

Otro aspecto que debes considerar es la unidad de disco, si pretendes usarla, ya que es una de las partes que se dañan con mayor facilidad en una computadora. Prueba que tenga los drivers y que funcione adecuadamente cuando se inserta un CD.

Pero igual de importante es la memoria RAM. El espacio que tenga determinará la velocidad de tu computadora. Cuando inspecciones la computadora usada, verifica cuál es el espacio que queda y, si no, siempre puedes conseguir una por un precio bueno.

  1. Pide el software original cuando compres la computadora. Te deben dar un CD con el software original, el de recuperación, los drivers, el manual de operación y cualquier otra cosa que haya venido con la computadora. Igualmente, si todavía queda garantía de la computadora, no olvides transferirla a tu nombre.
  2. Verifica la conectividad: un problema que puede suceder en las computadoras con mucha antigüedad es que no se conectan correctamente a Internet.
  3. Compra una marca con reputación: hay marcas que tienen mejor tiempo de vida que otras. Lo mejor que puedes hacer es verificar cuáles son esas marcas y conseguir una que corresponda con esas características. Además, verifica los precios de las nuevas computadoras, pues puede que la diferencia no sea muy grande.
  4. No pagues demasiado: antes de comprometerte a comprar cualquier computadora, investiga el valor estimado que tiene. Algunos websites tienen su propia sección de ofertas de computadoras usadas. Con tan sólo ingresar el modelo, te puede devolver el aproximado de su valor.
  5. Reconoce los riesgos de comprar a un individuo o a un comerciante. Generalmente, los comercios pueden cargar una tarifa más elevada por el mismo producto. Sin embargo, puede aceptar tarjeta de crédito y darte una garantía por el producto. Piénsalo detenidamente antes de decidirte por uno de los dos.
  6. Las licencias de softwares no permiten copiar o revender el software, por lo que te recomiendo que verifiques que el software instalado en tu computadora sea original. Probablemente, quieras comprar uno para ti, como sea, pues esto te dará las ventajas de tener un disco de respaldo, soporte técnico y la opción de comprar actualizaciones.