La gran producción de Netflix: “To the bone”

Hace poco Netflix lanzó una nueva película de su producción, “To the Bone”, esta habla sobre los trastornos alimenticios, principalmente la anorexia. Protagonizada por Lilly Collins, es una de las películas más reales sobre el tema por lo cual es cruda y algo difícil de ver si no estás acostumbrado a películas un poco más reales.

 

Lilly Collins personaliza a una adolescente con un problema severo de anorexia a quien sus padres internan en una casa de apoyo con un psicólogo especializado en esos casos el cual es altamente recomendado, esto es su último intento de ayudarla ya que en veces anteriores no lo había permitido y todo había sido peor.

 

Dentro de esta casa se pueden ver personas con diferentes trastornos como la anorexia, bulimia, vigorexia y comer compulsivo, todos los casos son tratados de manera diferente ya que cada uno tiene ciertas características, pero no son tratados de manera diferente ya que todos son personas y pueden elegir si les interesa estar bien o si siguen haciendo lo que hacen, no se le obliga a nada que ellos no hagan por su voluntad.

 

Al final, después de muchas complicaciones, ella decide reingresar a esta casa para seguir el tratamiento correctamente tras estar al borde de la muerte por su necesidad de hacer ejercicio y no comer nada que la pueda engordar ya que ella considera que su figura no es lo suficientemente delgada a pesar de estar hasta los huesos.

 

Este tema es poco hablado ya que es algo muy común en el medio, pero al definir ciertos estereotipos como el de la delgadez, no es tratado ni hablado para que las mujeres continúen buscando esta figura que tanto se les impone. Es algo muy peligroso ya que puede acabar con la vida de las personas o dejarlas con daños físicos permanentes, todo por la necesidad de tener una figura que el medio considera como perfecta.