Algunas formas para disfrutar Mérida

Mérida es una ciudad llena de tradiciones, memorias y actividades culturales que la posicionan como la capital cultural de la península de Yucatán. Sus múltiples eventos y fiestas hacen que sea conocida muy ampliamente con la idea de que siempre está de fiesta. El carácter fiestero de la población, hace que los visitantes disfruten en gran manera su estancia, ya que pueden apreciar su alegría casi en cualquier momento pero, muy particularmente, en el lenguaje. Por ejemplo, con las famosas bombas.

Dichas bombas yucatecas suelen ser características de las vaquerías, mismas que ocurren durante los descansos de dicho evento, pero ahora se suelen escuchar en casi cualquier lugar y cualquier situación. Pero claro, a Mérida también se va para visitar los sitios cercanos.

En cuestión a la variedad de cosas que hacer en el estado, hay dos actividades principales que son las que más llaman la atención, el conocer los atractivos arqueológicos y el visitar las maravillas naturales.

En el estado de Yucatán están presentes un gran número de lugares que, gracias a toda la historia que tienen y el hecho de ser realmente únicos en todo el mundo, son una visita obligada para todos aquellos que visitan la zona. Para poder visitar todas, o solo algunas de estas maravillas arqueológicas, puedes hacerlo por tu propia cuenta, o contratar los servicios de guías turísticos, mismos que se ocuparán de todo para hacer tu experiencia placentera, desde el armar la logística y preparar todos los detalles hasta el traerte sano y salvo de vuelta al hotel. Chichen Itzá, Uxmal y Chacmultún son solo algunos de los sitios visitados de forma más frecuente.

Ya hablando de las bellezas naturales del estado de Yucatán, hay dos playas que son famosas por su belleza y que están a una distancia bastante corta de la capital del estado, se trata de Celestún y Progreso.

Celestún es una de las playas más cercanas a Mérida, está ubicada solamente a 109 kilómetros de la capital yucateca y tiene maravillas naturales que te dejarán fascinado sin lugar a dudas. Esta playa contiene grandes reservas de agua dulce, como lo es el manantial Tambos y el Cambay, mismos que se pueden visitar en pequeños botes que ofrece la gente del lugar y pueden ser contratados desde la playa. Entre las playas y los manantiales se encuentra una reserva del famoso flamenco rosa, lo que hace de Celestún uno de los lugares obligados a visitar.

Progreso es otra de las playas que se tienen que visitar al estar en la capital del estado, siendo la paya más cercana al estar ubicada solamente a 36 kilómetros de la ciudad. En Progreso está localizado uno de los puertos más importantes del estado, sino es que es el más importante. Del mismo modo, dentro de la playa se puede relajar cualquier persona, o si lo desea, practicar deportes como el paddlesurfing o el buceo.

Sin lugar a dudas, Yucatán es un estado que tienes que visitar, y los hoteles en Mérida son la opción ideal para hospedarte y poder disfrutar de forma inolvidable todos los alrededores. Te invitamos a que conozcas uno de los hoteles más solicitados de la ciudad: http://www.fiestamericana.com/viaja/hoteles-en-merida.html.