Consejos para un buen ecoturismo

Creo que una de las mejores formas de estar dentro de una industria turística es la del ecoturismo. Hay algunas características que pueden ayudar a que reconozcas esta clase de viajes que está creciendo cada vez más en popularidad, pues hay más personas cada día que muestran interés en que se vayan generando nuevos destinos turísticos. Hablando de este tema, quisiera dar unos cuantos consejos para que hagan una buena práctica de esto, ya que he visto anteriormente a varias personas que dicen practicar el “ecoturismo”, pero curiosamente lo hacen de una forma nada ecológica, por lo que preferiría que simplemente dejaran de hacerlo.

Hay mucha gente que tiene la idea de que practicar el ecoturismo y ayudar el medio ambiente harán que todo se vuelta más caro, pero esto no es así, y yo me atrevería a decir que es todo lo contrario. Pensar en hacer turismo amigable puede hacer que ahorres un poco de dinero, contrario a la creencia general. Incluso, puedes hacer algo que ayude a que la economía del país que visitas, y, por ende, ayudar a que también vaya creciendo la economía mundial, tal y como se plasma dentro de los principales objetivos del ecoturismo.

Finalmente, y antes de que ya empiece a dar algunos consejos que tengo en mente para que tu práctica de ecoturismo sea como debe de ser, quisiera recordarles la gran importancia que tiene que cuidemos de forma adecuada a nuestro planeta, que es responsabilidad de todos pues es hogar de todos nosotros, por lo que les invito a que, si van a practicar ecoturismo, lo hagan de una forma responsable para no dañar al ecosistema que se está visitando.

Una práctica que pareciera no hacer gran diferencia para beneficiar al medio ambiente, pero que sin duda lo hace, es la de viajar ligero. Hay personas que echan tantas cosas dentro de su maleta que pareciera estar llena de piedras de tanto peso que tiene. Para poder pagar menos al momento de la documentación, lo ideal es llevar una maleta ligera, y resulta que, de este modo, también estarás ayudando al medio ambiente, ya que si llevas una maleta con un menor peso, el avión tendrá un consumo de combustible mucho más eficiente, gastando menos como es obvio. Así que, te puedo recomendar que cargues con algunas prendas ligeras que sean fáciles de lavar y que tengan un secado rápido para que puedas reutilizarlas en tu viaje.

Consejos para un buen ecoturismo

Hay algunas cosas que podemos hacer con el propósito de ahorrar agua, ya sea en nuestro viaje o en nuestra vida diaria como lo son el cerrar la llave mientras nos estamos cepillando los dientes, o tomar baños que no sean prolongados y, una que aplica específicamente con los hoteles, no mandar a lavar las toallas de forma diaria.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta durante tu viaje es el de mantener la luz apagada en cualquier momento que no te encuentres dentro de la habitación de hotel, sin olvidar apagar también el climatizador y el televisor, pues también gastan mucha energía. Y si quieres ahorrar un poco más de energía, una recomendación que no todo el mundo hace es colocar los famosos letreritos de “no molestar”, para que las personas encargadas de la limpieza no entren a limpiar la habitación, gastando más luz con la aspiradora y demás aparatos.

Del mismo modo, una práctica que muy poca gente hace es la de reciclar. Lógicamente, nadie va a llevar una composta para depositar los restos de comida ni nada por el estilo, pero seguramente podrás encontrar distintas formas de reutilizar algunas cosas. La más común de todas es la de la botella desechable, que obviamente solo debes de comprar una y reutilizarla en todo el tiempo de tu viaje.

Fíjate bien por donde caminas, lo que mucha gente suele hacer cuando va a caminar por lugares silvestres es salir de los caminos que ya están marcados sin darse cuenta del daño que pueden estar causando. Cuida la flora y la fauna de aquel lugar. Del mismo modo, intenta siempre cargar una bolsa de plástico contigo, para que puedas cargar con todos los desperdicios que vayas generando en todo tu recorrido y que todo se quede tal cual estaba antes de tu visita.

Finalmente, te recomiendo aprender más a ser un viajero que un turista, un turista simplemente llega a un lugar para conocerlo superficialmente y volver a su ciudad natal, mientras que un viajero se interesa por las costumbres de ese lugar, la forma en la que viven las personas y disfrutan de experimentar lo que es una cultura diferente a lo que ellos están acostumbrados. Del mismo modo, no olvides ser respetuoso con la gente del lugar y su cultura, ya que pueden ser muy distintas a lo que estás acostumbrado, pero recuerda que ahí tú eres el visitante, por lo que tú eres el que se debe de adaptar.